Entre hermanos

Miércoles 18 Junio 2014

   

 

 

...así se quedará, y la vida se hace mucho más entretenida. Los que tenemos, sabemos muy bien que es cierto. Y es que aunque seamos hijos únicos, siempre está ese amigo o amiga que se convierte en ese lazo de sangre que por alguna razón, no necesariamente dormía en la habitación de al lado todas las noches ( o inclusive en la misma cama!). A mi me regalaron 4 de esas hermanas. Nuestro corazón siempre se une con alguien en la niñez o a veces un poco más tarde, quien se convierte, el 99% de las veces en esos mejores amigos que eventualmente se hacen hermanos/hermanas...Y nos hacemos tíos y tías por amor, como en mi caso con estos dos chiquitos :).

Los hermanos siempre tenemos esa complicidad. Siempre están esas historias que en su momento fueron una tragedia griega, pero hoy se vuelven la causa de las risas más sonadas dentro de la casa. Están las peleas pequeñas y/o grandes, que ya de adultos a veces nos hacen recordar lo mucho que aprendimos sobre el ser humilde; a pedir perdón y a perdonar (aunque aún nos cueste).  Los juegos, las travesuras, las caídas (y no necesariamente en bicicleta).  En fin, mientras va pasando el tiempo y aprendemos miles de cosas en el camino, a veces cada uno por su lado, hay una parte de nuestro corazón que guarda todos estos momentos, que los atesora, que los graba en la memoria como si fuera una película. Lo mágico y bonito de todo, es que solo son unas pocas mentes las que guardan el recuerdo intacto, que muchas veces ni nuestros padres saben la mitad. Porque así se quedan algunas cosas....entre hermanos.

Verdad Cara María, Nina María y Lexa María!? jaja!  *chiste interno....entre hermanas*  ;) 

 

-M